Malos arbitrajes y los cordobeses muy perjudicados

 Malos arbitrajes y los cordobeses muy perjudicados

Talleres, Belgrano e Instituto se sintieron perjudicados ¿Hay animosidad?.

Por Ricky Vázquez:

Los fallos arbitrales serán discutidos hasta la eternidad. Este fin de semana hubo errores, o interpretaciones, que pusieron la discusión más allá de un club sino sobre la plaza Córdoba. Nuestra provincia vive un momento histórico con tres equipos en Liga Profesional y es impensado imaginar que sea adrede. Siempre prefiero pensar en el error antes que en la mala intención porque sino es muy difícil convivir con la equivocación. 

Bien podría Belgrano hacer un escándalo sobre las dos manos que no le cobraron, una ante Arsenal y ahora esta fecha contra Lanús, pero casi que pasó de largo porque los resultados no fueron negativos. De todas maneras quizás haya maneras de hacer llegar el malestar por esos errores que pudieron, en este caso, darle dos puntos más en el campeonato. En Talleres la derrota con Godoy Cruz y ahora el empate con Defensa junto a los fallos polémicos, en mi caso pienso que la de Portillo si fue infracción ante Vélez, le quitó la chance de sumar puntos que lo tendría más arriba. 

En la “T” tampoco ayuda que Twitter sea una locura por los posteos de Juan Pablo Fassi, hijo del presidente, que casi son tomados como un comunicado oficial de club. A decir verdad, hoy a Juan Pablo lo une solamente la condición de hincha porque no cumple ninguna función en la dirigencia aunque su apellido genera que todo sea distinto. Incluso el peor error que cometió, del cual tuvo que volver atrás, fue en su respuesta hacia el club Instituto lo cual hizo perder gran parte de la legitimidad de sus opiniones públicas en contra de la AFA y su presidente Tapia. 

Instituto también recibió su porción. Claro que en redes, sobretodo los usuarios de Buenos Aires, recordaron la final ante Estudiantes de Caseros aseverando que no están en condiciones de reclamar absolutamente nada. Y de eso se trata, al margen que no me pareció para amarilla la segunda y por ende expulsión a Parnisari. No se trata de cuando te beneficieron y cuando te perjudicaron, sino que exista eso lo menos posible. Siempre es antideportivo perder con un fallo en contra cómo conseguir un triunfo con un fallo a favor. Pocos son los que intentan ser justos y devuelven el favor al rival, siempre que se pueda intentar engañar al árbitro mejor, porque es la viveza criolla que hoy tanto molesta.

Redestinos